Libros

Oficio de maestro

La cultura como texto. Lectura, semiótica y educación

Rostros y máscaras de la comunicación

Pregúntele al ensayista

Venir con cuentos

La enseña literaria. Crítica y didáctica de la literatura

Educar con maestría

Escritores en su tinta. Consejos y técnicas de los escritores expertos

Custodiar la vida. Reflexiones sobre el cuidado de la cotidianidad

Ir hasta tu fondo

Ser viento y no veleta. Pistas de sabiduría cotidiana

Ese vuelo de palabras. Antología poética

Vivir de poesía. Poemas para iluminar nuestra existencia

El quehacer docente

La palabra inesperada. Aproximaciones al poema y a la poesía

Pensar en aforismos. Meditaciones para estimular el espíritu

ADQUIRIR MIS LIBROS

188 pensamientos sobre “Libros”

  1. Marcela dijo:

    Buenas nochesMe gustaria comprar su libro “ser viento y no veleta” por favor me informa como conseguirlo, vivo en Cartagena de Indias.Gracias

    • Fernando Vásquez Rodríguez dijo:

      Marcela, gracias por tu comentario. Mira si lo puedes conseguir en la Panamericana, o a través de la Librería de la U. De no ser así, me avisas, y te lo hago llegar por medio de Servientrega.

  2. Ylsi Cuesta dijo:

    Profesor Fernando, estoy trabajando en el estado del arte de mi trabajo de grado de la especialización en Pedagogía y Docencia de la universidad San Buenaventura de Bogotá. La temática que estoy abordando es: “Perspectivas sobre la motivación en la profesión docente” y en la primera socialización de revisión los directores de este trabajo me lo recomendaron. ¿Podría por favor recomendarme qué escritos suyos pueden ayudarme para esta investigación y dónde puedo conseguirlos?. Muchas gracias.

    • Fernando Vásquez Rodríguez dijo:

      Ylsi, gracias por tu comentario. Te recomiendo tres libros míos que pueden servirte: Oficio de maestro, Educar con maestría, El quehacer docente. Me cuentas cómo te va con esa pesquisa. Los dos últimos libros los consigues en la Universidad de La Salle, sede Chapinero. El primero lo puedes consultar en la biblioteca central de la Universidad Javeriana.

  3. Katherine Moya dijo:

    Profesor Fernando, le escribo desde Chile para saber cómo adquirir su libro “La cultura como texto”, un profesor de semiótica de la Universidad de Chile lo necesita para su doctorado. Muchas gracias.

    • Fernando Vásquez Rodríguez dijo:

      Katherine, gracias por tu comentario. No es fácil conseguir el texto. Las ediciones están agotadas. Es posible que la final de este año haya una nueva impresión. ¿Qué artículo en particular está necesitando el profesor?

      • Katherine Moya dijo:

        Profesor, gracias por responder. Le pregunté al profesor de la Universidad de Chile y no tenía muy claro el índice del libro, pero me comentó que le interesan todos sus textos sobre semiótica. Agradezco de antemano su ayuda.

        • Fernando Vásquez Rodríguez dijo:

          Katherine, gracias por tu comentario. Remíteme la dirección del profesor para hacerle llegar en PDF algunos de mis textos.

  4. Deiby Bernal dijo:

    Soy estudiante de licenciatura en educación y por iniciativa estoy leyendo su libro “Oficio de Maestro” me parece excelente y se tocan diversos aspectos importantes que se deben desarrollar en el saber pedagógico de quienes ejercen la actividad educativa.

  5. Jadelly Vargas Peña dijo:

    Profe Fernando.
    Yo tengo uno de tus libros: Pregúntele al ensayista. Es maravilloso, me encanta la didáctica que tienes para explicar paso a paso cómo elaborar un ensayo.Tus escritos son interesantes y de gran ayuda. Muchas gracias por ese arte y talento que tienes para escribir.

  6. Karen Cristina dijo:

    Profesor buenas tardes desde Calarca en el departamento de Quindio.
    Maestro en mis estudios de maestria “comprension y produccion de textos autobiograficos” lo tengo como referente mi poblacion de investigacion son algunos internos de la carcel y quisiera que me ayude ya que en colombia usted es referente…gracias

  7. Luz Eugenia Fernández dijo:

    Buenas noches, Maestro Fernando, he buscado en la librería Panamericana su libro La enseñanza literaria Critica y Didáctica de la literatura y no he podido conseguirlo. Dónde mas puedo conseguirlo? Tengo que devolver el que me prestaron y deseo tenerlo. Gracias por su colaboración. Luz Eugenia.

    • Fernando Vásquez Rodríguez dijo:

      Luz Eugenia, buenos días. Si estás en Bogotá, puedes conseguirlo en la librería Lerner (centro o norte). Me avisas, por favor. O buscamos otra solución.

    • Luz Eugenia dijo:

      Muchas gracias, buenas noches, me encuentro en Cartago Valle, he buscado en Pereira y a través de internet en Panamericana

      • Fernando Vásquez Rodríguez dijo:

        Luz Eugenia, gracias por tu comentario. Inténtalo por la librería de la U.

        • Luz Eugenia dijo:

          Maestro, buenas noches. Aún continúo en la búsqueda de el libro, Librería de la U, agotado, librería Lerner no esta. Panamericana tampoco. Muchas gracias

          • Fernando Vásquez Rodríguez dijo:

            Luz Eugenia, gracias por tu comentario. Envíame tu dirección y te lo hago llegar por Servientrega.

  8. Andrés Felipe Caicedo dijo:

    Maestro Fernando. le escribo desde Cali. Quiero saber cómo hago para conseguir su libro: “La enseña literaria. Crítica y didáctica de la literatura”. Muchas gracias por tanta vocación y, por lo mismo, tanta disciplina.

    • Fernando Vásquez Rodríguez dijo:

      Andres Felipe, gracias por tu comentario. Mis libros los distribuye Panamericana. Si no lo encuentras en ese lugar lo puedes hacer a través de la libreria de la u. Tenme al tanto si logras adquirirlo.

    • Andrés Felipe Caicedo dijo:

      Maestro. Lo acabo de comprar. Lo voy a molestar con la “posventa”.

  9. Renzo Cantor Rocha dijo:

    Profesor,

    Tuve el honor de ser estudiante suyo en La Salle. He tratado de comunicarme para hablarle de un par de textos que he escrito y quisiera que usted me honrara con leerlos.

    Muchas gracias profesor, espero un respuesta satisfactoria.

    • Fernando Vásquez Rodríguez dijo:

      Renzo, gracias por tu comentario. Llama, por favor, al 3488000, ext. 1503, en horas de la tarde. Será un gusto leer tus textos.

  10. Fernanda dijo:

    Maestro Fernando usted me podría regalar el nombre del texto donde se encuentran estas citas?

    (…) deseo móvil, nómada, funambulario. El seminario como un espacio del cual uno se enamora… Según tal idea, si ese espacio no me genera una carencia, no tengo porque desearlo”. (p. 59).
    (…) el lugar del seminario como un espacio para producir diferencias. Para que la diferencia vaya logrando, poco a poco, un nivel de originalidad. (p. 59).
    (..) el seminario como un lugar colgante; un sitio en donde nada es seguro. Un escenario de cuerda de funámbulo. Todo el conocimiento que brota o sale del seminario es un saber provisional, de amago; un saber oblicuo. (p. 60)

    Le agradecería la información para organizar unas referencias bibliográficas.
    Gracias de Antemano.

    • Fernanda, gracias por tu comentario. Las referencias corresponden a mi artículo “Para el seminario. Leyendo a Barthes, otra vez” incluido en mi libro Educar con maestría, Ediciones Unisalle, Bogotá, 2011, pp. 59-60.

      • Anny Villalba dijo:

        Saludos, en qué libro se encuentra grabada esta cita: “Si usted, señorita, fuera un poco más valiente y yo un poco menos torpe, esta noche usted y yo sentiríamos de todo, menos frío.”

  11. Oscar Adolfo Mondragón Benavides dijo:

    Maestro Fernando. Quisiera saber donde puedo conseguir sus textos. En especial el texto “Pregúntele al ensayista”?

  12. Gladys Morales Estévez dijo:

    Doctor Fernando, desde Guadalupe, un saludo muy especial. Felicitaciones por su último libro con dedicación a Sor Gloria, ella llegó felíz, dichosa por ese gesto generoso de su parte. Jesús Misericordioso lo siga bendiciendo para que continúe en esa labor tan bonita y dignificante. Igual para Sor Gloria, Dios le dará lo que ella necesita para que con su espíritu guerrero y humano a la vez, pueda seguir haciendo tanto bien a la sociedad.

  13. A PROPÓSITO DEL DÍA DEL MAESTRO…
    UN TEXTO DE GRATITUD A MI MAESTRO VÁSQUEZ:
    Mi vida ha tenido como eje la pedagogía, las didácticas y desde esa infinidad profunda de la Educación como vocación, he encontrado que existen dos clases de Maestros: Aquellos que recordamos en fechas especiales al hacer memoria para escudriñar en el pasado. Y el que tenemos presente día a día.
    Recuerdo a quienes me enseñaron y dejaron huellas importantes en mi vida como docente. Por ejemplo, mi primera Maestra, mi Madre, siempre tan didáctica y amorosa, una docente licenciada en idiomas que me inculcó el amor por aprender cosas nuevas; luego mi bisabuela “Mamita María” quien me enseñó a leer y escribir a los tres años; En la primaria cuando estudiaba en el Liceo del Caribe en Bogotá recuerdo a Ismael Pinzón, sus enseñanzas afianzaron mi amor por la lectura y la escritura; De la secundaria recuerdo a los más exigentes, Rosa Mojica quien me inculcó la perfección en la caligrafía y de la Universidad, a Hugo Cerda Gutiérrez quien sembró en mi alma la semilla de la investigación.
    Un día maravilloso conocí un GRAN Maestro, a Fernando Vásquez Rodríguez, eso fue en la Universidad Javeriana cuando hice mi Maestría en Educación. Desde que lo escuché por primera vez me impactó y se quedó adherido a mi alma haciendo inevitable que en mi labor docente investigativa lo tenga presente.
    Pero ¿qué hace que el Maestro Vásquez marque la diferencia? La respuesta a mi pesquisa es: esa trilogía que parte de su coherencia, su alto nivel de exigencia y su Maestría ejercida en torno a la literatura.
    Un ejemplo de su coherencia, es que a la par con sus estudiantes mi Maestro Vásquez también “hacía la tarea”. En las sesiones de literatura por ejemplo, si nos enseñaba poesía era porque ya había escrito un poema de su puño y letra para nosotros; si nos enseñaba la didáctica del cuento, es porque ya entre sus planes estaba la de publicar un libro de cuentos y uno de los que nos leería en clase “Puros cuentos” sería parte de ese libro. Tuve la fortuna de ser testigo de uno de sus “embarazos” pues muchos de quienes iniciamos Maestría no sabíamos realizar ensayos y las sesiones de Procesos de Pensamiento, entre muchas otras cosas, nos llevaban a aprender a escribirlos (lo que no hicimos en todo el bachillerato lo aprendimos en un semestre). Durante esa “gravidez” mi Maestro recogió en unas hojitas de papel de colores, todas las preguntas e inquietudes relacionadas con nuestra ignorancia en torno a eso de “escribir un ensayo” y en la siguiente sesión respondió una a una nuestras preguntas (vale la pena recodar que éramos 63 estudiantes aproximadamente) y, poco a poco, al resolver éstas pesquisas y enriquecerlas con su experticia, nos demostró cómo se gestaba un libro hasta darlo a luz: a esta criatura la llamó “Pregúntele al ensayista”. Ese “bebé”, quienes escribimos, lo llevamos a todas partes, bien ajado de tanto uso, pues es una imprescindible fuente de consulta.
    Su alto nivel de exigencia se hace patente desde el primer momento. Es el primero en llegar al aula y utiliza la “proxémica” para acomodar las sillas de la manera adecuada y siempre diferente de acuerdo al tema a abordar y para desplazarse por el recinto con el fin de dominar su auditorio. El Maestro evidencia en todo su desempeño su meticulosidad al preparar las clases y conferencias, y demuestra en sus actos su pulcritud y orden: desde el saludo y bienvenida a su clase, pasando por el excelente uso del material audiovisual, hasta finalizar su charlas, que dejan en la atmósfera un aire de satisfacción impresionante. Escuchar al Maestro Vásquez nos hace sentir privilegiados, honrados y satisfechos de aprender y desaprender tanto. En la Universidad recuerdo comentarios como: “Sus sesiones hacen que tanto esfuerzo por pagar el semestre valiera la pena”, “Salí de allí impactado, me siento una persona diferente”.
    He tenido la oportunidad de acompañar a mi Maestro a diferentes escenarios y aún me sorprende cómo adapta el material audiovisual y su lenguaje al auditorio, es como si escaneara con la mirada la población a la cual se va a dirigir y, en segundos, arrojara un diagnóstico que lo lleva a conocer las diferencias para procurar dejar huella en el corazón de todos y cada uno de los participantes. Quien tiene la oportunidad de asistir a una charla del maestro Vásquez sale transformado. Cuando el maestro Vásquez se para frente a un auditorio el silencio reina, invita con sus palabras a no querer perdernos de algo; cada diapositiva o imagen que usa, va acompañada de un discurso elocuente y sus acciones y afirmaciones dramáticas nos mantienen al vilo de la conversación porque su discurso no es monofónico, el maestro suele hablar en estéreo . Su discurso va con una carga creativa muy fuerte, vital y de una oratoria convincente, precisamente por su coherencia y ejemplo de vida como Maestro. En su discurso se aprecia su Transferencia Didáctica al tener la capacidad artística y artesanal de transformar esa sabiduría que posee en un discurso simple y directo, si es necesario teatral, divertido, expresándose de manera generosa y abierta.
    Su maestría ejercida en torno a la literatura, es un ingrediente clave en su esencia, pues es un maestro que se mantiene actualizado: se ha adaptado a los cambios tecnológicos como si fuese un nativo digital. Sé de sus visitas constantes a las librerías más prestigiosas de Bogotá y de los lugares y países que visita, aspecto que convierte su hogar- que es más bien una biblioteca gigante- en un deleite. Todos los libros comprados los lee, no son una adquisición más. Y esto lo logra porque es disciplinado y asiduo lector. Todo lo anterior se ve reflejado en sus libros publicados, que más que eso, son una obra de arte y de maestría.
    Gracias Maestro Vásquez por ser un defensor de las prácticas tradicionales de enseñanza, de la memorización. Por enseñarme las miradas arqueológicas de los textos, de los rastreos, del contraste, de ir a las fuentes primarias y leer los textos completos y no los fragmentos fotocopiados. Por enseñarme la lectura semiótica y a afinar la mirada abductiva. Por pulir mi espíritu investigativo. Por exigirme la producción escrita. Por su generosidad al pensar siempre en cómo trasmitirnos sus saberes. Me siento orgullosa de decir: “ÉL ES MI MAESTRO”. Y digo mi Maestro, con Mayúscula, con un agradecimiento inmenso porque lo que soy ahora como Magistra y docente investigadora se lo debo a él, por ser mi ejemplo de vida.
    Adriana Helena Cely Naranjo
    celynaranjo@gmail.com

  14. Erika Lorena Esteban R. dijo:

    Hola Profe,

    Estoy realmente interesada en el libro Oficio de Maestro pero me ha sido imposible conseguirlo incluso en la tienda-librería de la U. Javeriana. ¿Usted podría orientarse en ésta búsqueda, en el lugar donde lo pueda adquirir?. Mil gracias.

  15. Maria Alejandra dijo:

    Profesor Buenas noches:
    Quisiera saber por favor donde puedo encontrar el libro Alicia en el país de las didácticas, gracias.

    • María Alejandra, gracias por tu comentario. “Alicia en el país de la didácticas” hace parte de mi libro La Enseña literaria. Crítica y didáctica de la literatura. El libro lo puedes adquirir en la Librería Lerner o en la Panamericana.

  16. Buenas noches, profesor. Acabo de conocer su página web y creo que es muy interesante. Soy estudiante de Licenciatura en Español y Lenguas Extranjeras de la Universidad Pedagógica (segundo semestre) y quisiera saber en dónde puedo conseguir el libro “Educar con Maestría” He leído unas cuantas reseñas y los títulos de los capítulos que usted publica aquí y realmente me gustaría adquirirlo. ¡Gracias!

    • Marcela, gracias por tu comentario. El libro lo puedes encontrar en la Librería Lerner o en la librería de la U… También lo puedes encontrar en la librería de la Universidad de La Salle de Chapinero.

  17. LEIDY DAYANA ESPITIA ESPITIA dijo:

    Muy buenas tardes Profesor Fernándo, soy estudiante de últimos semestres de Licenciatura en literatura y lengua castellana de la Universidad Santo Tomás y quisiera saber donde puedo encontrar el Libro, Enseña Literaria, Critica y didáctica de la Literatura, para poder soportar mi proyecto de grado, hay muchos maestros que me lo han recomendado.
    Muchas gracias, quedare atenta.
    Leidy Dayana Espitia

  18. Esperanza Agüero dijo:

    Profesor Fernado Vasquez
    Asistí a su dos charlas promovidas por editorial Alfaguara en el Gimnasio Moderno y han sido muy útiles para mi desempeño en clase. En nuestro colegio queremos comprar algunos de los libros sugeridos por usted en su primera charla del Libro álbum y aunque tenemos los títulos y autores no escibimos las editoriales y nos las exigen para el formato de compra.¿Nos podría hacer el favor de enviarnos la lista que usted tiene?
    Muchas gracias
    Esperanza Agüero

  19. yanet lópez c. dijo:

    Doctor
    Fernando Vásquez Rodríguez:

    Le escribo desde la Corporación Universitaria Autónoma del Cauca, con sede en la Ciudad de Popayán.
    La Dra. Piedad Posada Manzano, Coordinadora del Programa Formación Permamente de Educadores, respetuosamente le solicita la posibilidad de hablar con Ud. ó contactarse a través de correo electrónico. El objetivo es hacerle una propuesta para un importante proyecto en esta ciudad.
    El teléfono celular de la Dra. Piedad es el siguiente: 312 766 09 65.
    El de la oficina es el 830 90 10.
    Agradecemos de antemano su colaboración.
    Atte.: yanet lópez c. secretaria, Representación Legal

  20. Carlos Ortiz dijo:

    Buenos días quiero saber si el libro pregúntele al ensayista se puede encontrar y comprar en PDF

  21. Claudia Peña García dijo:

    Gracias por el recibimiento de hoy en la U.

  22. JIMY CHAVEZ dijo:

    Buenos días, quería saber en que librería de las ciudades de Medellín y Bogotá, podía conseguir el Libro pregúntele al ensayista,

  23. Vivian Durrango dijo:

    Muy Buenas Tardes estoy interesada en leer el libro de el Oficio Del Maestro estoy en Bogota donde lo puedo conseguir

    Gracias.

  24. lic. nancy zuna dijo:

    necesito conseguir dos libros de su coleción preguntale al ensayista y la cultura como texto

    • Nancy, gracias por tu comentario. Los libros de pregúntele al ensayista puedes conseguirlos en La librería Lerner o en la Panamericana. También en la librería del Fondo de Cultura Económica. Mi libro La cultura como texto. Lectura, semiótica y educación, de pronto lo consigues en la librería de la Universidad Javeriana.

      • lic. nancy zuna dijo:

        Gracias por su informacion pero soy de Ecuador y necesito saber si tiene algun distribuidor que pueda comunicarme nuestro pedido es de 100 libros de cada uno para una institución muy prestiguiosa de Guayaquil´- Ecuador favor indicarme lo mas pronto posible.
        saludos,
        nancy

    • lic. nancy zuna dijo:

      Disculpe que insista pero necesitamos saber si podemos adquirir esos libros y el costo de cada uno para presentar al rector de una institución a que sea aprobado y ver si hay el stock de 90 de cada uno y cuando estarían en nuestro pais Ecuador, en la ciudad de Guayaquil, saludos,
      nancy

  25. INÉS SERRANO dijo:

    Profe: Muy buenos días, Respecto al capítulo DEL INVESTIGAR, del libro EDUCAR CON MAESTRÍA: Es el momento de entender que el que hacer del docente colombiano, es la materia prima para investigar los fenómenos acontecidos al interior de las aulas, únicamente desde observar, el clasificar, decantar y analizar estas situaciones que podremos apuntar a intervenciones pertinentes para la población colombiana. Es el momento, que nuestra disciplina, debe dar cuenta de sus objetos propios de estudio para evitar que sean otras ciencias, las que nos guíen en nuestras prácticas docentes.

  26. Elizabeth dijo:

    Buenos días. Leí el libro vivir de poesía y su propuesta me parece fascinante. Ahora estoy buscando el libro la enseña literaria, pero me dicen que está agotado. ¿podría por favor darme los datos del lugar donde puedo encontrar el libro?¿ y podría también darme los datos de los cursos que está ofreciendo sobre didáctica de la literatura?.
    Gracias.

    • Elizabeth, gracias por tu comentario. Mi libro La enseña literaria. Crítica y didáctica de la literatura lo puedes encontrar en la librería Lerner o en la librería del Fondo de Cultura Económica o en la Panamericana. Si vives fuera de Bogotá la Panamericana distribuye mis libros. También los puedes adquirir a través de la Librería de la U… Próximamente te comentaré de los cursos que llevaré a cabo este año. El primero de ellos será sobre Modos de leer la novela, en Cali. En Marzo.

  27. JOHAN ALEXANDER ROCHA VARGAS dijo:

    Profesor Fernando :
    Tenga usted un exitoso día, con respecto al capitulo tesauro de los buenos lectores, de la obra “Educar con maestría”, me permito expresar mi comentario, de este capitulo con tan buena descripción de los elementos que permiten a una persona iniciarse en el viaje de la lectura, este capítulo me permite evidenciar herramientas que tal ves usaba poco en mi vida cotidiana y laboral, ahora me doy cuenta de lo importante que es contar con estrategias elementales para lograr mi objetivo, retomando el amor hacia los textos. Gracias por la atención prestada.

  28. Jennifer Báez Rodriguez dijo:

    Profesor Fernando Buena Noche,

    En relación al capítulo ” Tesauro de los buenos Lectores”, mi sentir en algunos momentos y al finalizar la lectura fue de malestar e incomodidad, creo que me vi ante un espejo y el reflejo no era el que se suponía o pretendía yo, entre líneas, quise esconderme al identificar que había dejado perder por este transcurrir de tiempos posmodernos aquellos encuentros con la poesía y con varios autores que en un determinado espacio me habían brindado su magia, su sombra, su confort, su abrigo, y porque no decirlo la alegría del romance ya tan escaso y tan ligero que se percibe en esta sociedad. Me recordé cuando anhelaba degustar y releer una frase, un verso, un poema y cuando menos me daba cuenta estaba absorta en el mundo que tejía el escritor y del cual era tan esperanzador salir, sin que esto significara conscientemente el quererlo así.

    Deseo recuperar mis noches y mis libros….

  29. Carlos Antonio Ramirez Agudelo dijo:

    Al leer el capitulo Tesauro de los buenos lectores me recordó a propósito de estar realizando mi autobiografía, que en alguna época de mi vida creí que era lun buen lector, hoy me doy cuenta que estaba totalmente equivocado, pero nunca es tarde se debe morir aprendiendo según lo dice Garcia Marquez.

  30. Sandra Hellen Pacheco Guzmán dijo:

    Buenos días Profesor Fernando.
    Gracias por el regalo de facilitarnos el reencuentro con ese primer amor en el arte de educar. En la medida en que avanzaba en la lectura del Tesauro de los Buenos Lectores, correspondiente al libro Educar con Maestría, realizaba una autoevaluación de mis hábitos lectores; encuentro el resultado aceptable, y me motiva a desarrollar la lectura en forma más competente y sobretodo ratifica algunos comportamientos que dudaba fueran eficaces, pero entendí que más que eficaces, el resultarme placenteros les daba el status de eficacia en mi vida personal y profesional. Encontré maravilloso el concepto de ESQUEMATIZAR (el cual relacioné con esquematización y estructura) porque aunque he insistido en el dar a conocer este tipo de estrategias en mi labor educativa, poca era la retroalimentación que tenía de su aplicación entre mis estudiantes y al verlo definido en el Tesauro me complace pensar que debo continuar aplicándolo en mi misma y con mis estudiantes.
    Encontrar el concepto NOCHE, igualmente ratifica mi hábito de gozarme con la palabra escrita aún más cuando se sobreponen al sueño y abren mundos infinitos de complicidad y de placer en la intimidad almática de quien lo escribe y en el goce por consumirlo hasta el final.
    Aproveché igualmente, para realizar primero individualmente y luego con mis hijos la lectura de ¿Ya hiciste la tarea? en el primer capítulo e intento ser fiel al comentario al respecto de mi hijo Santiago quien tiene 13 años. “Creo que eso era lo quería decirnos el profe de Ciencias del año pasado, pero esta vez si lo entendí”.

  31. Profesor Fernando, me agradó el capítulo “Tesauro de los buenos lectores” porque nos brinda las herramientas para ser buenos lectores, no nos limita , ni nos recrimina como llevamos a cabo el proceso de la escritura simplemente nos ubica en el sendero de la lectura. No importa el método o la estrategia, la clase de lectura, si es de día o de noche,si lees como un niño con curiosidad, si eres un lector voraz y asiduo como Don Quijote o si lees por cumplir. Lo interesante es que con el tiempo cuando se haga el ejercicio de leer se haga por gusto, porque se ha adquirido el hábito de leer y no solamente porque tus quehaceres académicos o laborales te lo exigen.

  32. Consuelo Martínez Vianchá dijo:

    Profesor Fernando
    Sobre el capítulo ” Tesauro de los buenos Lectores “puedo afirmar que es un texto claro y coherente, que nos da a conocer significados de palabras que debe conocer un buen lector. Me parece interesante la forma en que se hila dichos significados con las diferentes clases de lectores sin que el libro se vuelva monótono. Pienso que de forma sutil nos invita a que pertenezcamos a las diferentes clases de lectores o que simplemente adoptemos el hábito de leer para enriquecer nuestra cultura y conocimiento.Además, seamos tocados por el fascinante mundo de la lectura.

  33. Natali Fuentes dijo:

    Del Tesauro de los buenos lectores debo decir que es una excelente manera de empezar este nuevo proyecto “la maestría”, en este apartado del libro develó significados de conceptos que hasta hoy creía conocer y algunos otros que no conocía y llamaron mi atención, lo que mas me gusta es como define NIÑO, con la creatividad, imaginación y curiosidad por explorar nuevos mundos sin duda me enseño “el estadio de la lectura como mero placer”. Mi propósito: mejorar las fallas que tengo para convertirme en buena lectora.

  34. Carlos García Castiblanco dijo:

    Profesor Fernando, quiero agradecerle por hacerme recordar algunos hábitos que se estaban disipando y desde luego por enseñarnos esas claves del buen lector, a través de su capítulo: “Tesauro de los buenos lectores”. su modo de exponerlas me animan con entusiasmo esa aventura en la maestría

  35. Maria Pilar Garcia Zabala dijo:

    Profesor Fernando, buenas noches
    Gracias por brindarme la oportunidad de conocer un escrito que invita a ser una mejor lectora , cada cosa que usted escribe muestra su gran pasión por lo que hace ,ese afán de mostrar que cada palabra tiene un significado mágico que nos puede transportar a diversos sitios …me queda como reflexión ¿ como construyo mi propio tesauro de buen lector para mis estudiantes de quinto grado?

    • María Pilar, gracias por tu comentario. En principio, fíjate donde están las necesidades o dificultades de tus estudiantes, habla con otros colegas que hayan tenido esos mismos grados y pregúntales cuáles son las deficiencias más frecuentes… Conversa con el mismo grupo de estudiantes al respecto. Después, toma en cuenta lo que tú misma y la institución consideran esenciales en la formación lectora. Ya con esos insumos, empieza a hacer el listado de palabras que recojan tu indagación inicial. Concluido el listado comienza a redactar cada definición. Adapta el tono y el nivel discursivo a la edad de tus alumnos… Cuéntame cómo te va en esa tarea.

  36. CAROLINA FONSECA GUTIERREZ dijo:

    Apreciado Maestro Don QUIJOTE de La Salle:

    En el ejercicio de la pretenciosa ABDUCCIÓN del que pueda llamarse un CLÁSICO de la literatura pedagógica y educativa en la formación de formadores, comparto con usted que, después de LEER y RELEER, ha sido un CAMELLO GLOSAR un texto con tanto SENTIDO y con tan bien elaborada ESTRUCTURA.

    Espero con GUSTO que estos dos años de VACACIONES procuren en el mejoramiento y fortalecimiento de mis HÁBITOS personales y profesionales y que pase de ser una NIÑA a ser una LEONA…..de NOCHE y de DÍA….!!!

    • Carolina, gracias por tu comentario. Excelente intertexto a un texto sobre estrategias de lectura.

      • CAROLINA FG dijo:

        Gracias por su apreciacion. La verdad epero poder encontrar y desarrollar a cabalidad ese talento para saber leer y para poder escribir, para interpretar el mundo de las letras, para descifrar ese lenguaje escrito en cada texto . Ya di el paso hacia este nuevo proceso y de la mano de maestros como usted y en compañia de otros, que como yo, se entusiasman por aprender y aprovechar esta oportunidad, lo puedo lograr.

  37. Ana Nelly Castellanos Valderrama dijo:

    Profesor Fernando, estoy retomando aspectos que había olvidado más bien no los tenía en cuenta para realizar una buena lectura, rumiar, releer, resumir……. siempre faltaba algo para que mis lecturas fueran un deleite y cumplieran a cabalidad con su objetivo. ¨BUEN LECTOR¨

  38. Fredy B. Quitora dijo:

    Buenas noches profesor Fernando Vásquez

    Es de gran regocijo para mí sumergirme en el mundo de la lectura, deleitándome con su libro EDUCAR CON MAESTRIA, el cual me brinda herramientas para realizar una buena lectura, hallando unos exquisitos Tesauros, los cuales me ayudan a saborearla mejor. Aunque, soy sincero, he tenido trabajo al principio, he leído y releído pero al final me encuentro con excelentes Tips que usted, por medio de su libro, nos brinda y sé que me ayudará a mejorar aún más mi forma de leer.
    Muchas Gracias

  39. Claudio Peña dijo:

    Profesor Fernando:
    “Educar con Maestría”. Que agradable es leer un libro que aporta tanto a nuestra labor Docente. Por la dignidad de nuestra profesión.

    • Claudio, gracias por tu comentario. Ese es, precisamente, uno de los propósitos del libro: contribuir a la dignificación de la profesión docente. ¿Ya miraste la entrada sobre abducción, lectura y pensamiento?

  40. Inés Serrano (Maestría en Docencia primer semestre Grupo 02) dijo:

    Profesor Fernando: Sobre el libro Educar con Maestría, Es muy gratificante darse cuenta que algunas de las prácticas pedagógicas que realizo son acertadas y de igual manera cuestionarme sobre otras que no lo son tanto.
    Por otra parte quiero comentarle que es muy agradable su forma de escribir. Gracias.
    Inés Serrano.

  41. Ana Nelly Castellanos Valderrama dijo:

    Profesor Fernando, cada párrafo leído describiendo un tesauro y como un buen lector se logra empoderar y utiliza cada herramienta para comprender lo leído, me anima a continuar instruyéndome para mejorar mis hábitos.

  42. Ana Nelly Castellanos Valderrama dijo:

    Profesor Fernando, he comenzado a leer su libro, me alegra saber que estoy enriqueciendo mi labor con un libro que me va a dejar huellas, en ocasiones leo pero me doy cuenta que debo tener en cuenta un tesauro para que mis lecturas y escritos sean de calidad.

  43. alexandra ardila dijo:

    Hola profe soy Alexandra fui alumna suya el externado,vivo con la etnia wayuu,y viajo en bicicleta leyéndoles a las comunidades indígenas,tengo una pagina en interne se llama hablando con los libros te invito a reencontramos un super abrazo marino .

  44. Señor Vásquez, buenas noches.
    Le escribo en nombre de la librería Libélula Libros de Manizales. (https://www.facebook.com/libelulalibros)
    Un cliente muy cercano está interesado en adquirir su libro “Pregúntele al ensayista”. Quisiéramos saber quién distribuye sus obras y cómo podemos contactarlo.
    Muchas gracias por su atención.
    Christian C. Londoño Echeverri

  45. Rafael dijo:

    Profesor, me gustaría saber los datos del libro Escritores en su tinta, estoy haciendo un trabajo y he hecho algunas referencias de allí. Gracias

  46. john. dijo:

    Muchas gracias profesor, trataré de seguir su consejo, aunque inicialmente me cueste trabajo.

  47. Gladys Morales Estévez dijo:

    Maestro: Gracias por abrirnos el apetito de la lectura y la escritura. Gracias por compartir sus conocimientos, me doy cuenta que se cumple una máxima del Dr. Elkin Patarroyo: “El conocimiento no nos pertenece”. Me fascinan sus comentarios, sus libros, sus lecturas. Dios lo bendiga, y a su familia.

  48. john. dijo:

    Buenos días profesor Fernando,

    Le escribo para preguntarle si como lector está bien leer más de un libro al tiempo, cuyas temáticas son de por sí diferentes: lingüística (y todas sus variantes), filosofía y literatura. Aunque esta pregunta pueda resultarle un sinsentido, créame que a veces, dentro de mí, se libra una batalla por seleccionar cuáles libros leer, porque siento que los demás, de los casi 650 libros que poseo, cada uno me reclama su turno.
    Por otro lado, también quisiera preguntarle si la forma como estoy leyendo, que consiste en leer el texto, subrayar el texto, hacer anotaciones (lo que Steiner denomina glosar el texto) y tomar notas a mano de las ideas más importantes es una buena estrategia de lectura. La pregunta surge porque me parece que además de dispendioso, hace que ésta no logre avanzar. Aunque sé que me toma mucho tiempo terminar de leer un libro a este ritmo,siento que si no lo hago así, no puedo disfrutar del todo lo que leo.

    Saludos.

    John.

    • John, gracias por tu comentario. Creo que no le hace mal a un lector el saborear diversos platos a la vez. Aunque en algunas ocasiones haya que concentrarse en una vianda específica. En cuanto subrayar y hacer anotaciones, aunque sea más demorado, produce más dividendos en la comprensión lectora. Recuerda que el goce de leer posee diversos caminos y cada quien va encontrando sus mejores rutas.

      • Nuevamente buenas noches profesor Fernando,

        Antes que nada, agradezco sus palabras que resultan ser de alguna manera una guía para mi quehacer como docente y como lector. Sin embargo, en la parte que me dice que en algún momento debo concentrarme en una vianda, me surge otro interrogante: ¿cómo hacerlo?, especialmente si dentro del banquete me doy cuenta que todas las viandas están preparadas con unos sabores que a nuestro paladar intelectual prácticamente le resulta imposible decidirse. Para ilustrar mejor lo que digo, piense en esta situación: estoy frente a mi biblioteca y están al frente, pidiendo su turno para que los lea, los siguientes textos:el instinto del lenguaje (de Steven Pinker), El tomo I de las obras completas de Nietzsche (los escritos de juventud), el Nombre de la Rosa de Umberto Eco, A la busca del tiempo perdido de Proust (en la traducción de Mauro Armiño), El tomo I de las obras selectas de Roman Jakobson o finalmente, Verdad y Método de Gadamer. ¿Por cuál decidirse?
        Cierto que no resulta nada fácil, especialmente cuando todos nos son conocidos y todos, de una u otra manera son afines a nuestros intereses como docentes de lenguaje?
        Un saludo, y mis mejores deseos.

        John.

        • John, gracias por tu comentario. Lo mejor, entonces, es decidirse por uno de ellos. A la manera de un plato principal. Y si te acosa el hambre o la curiosidad, puedes ir degustando un poco de los otros. Pienso en Verdad y método de Gadamer, podrías leer un capítulo. O alguno de los ensayos de Jacobson… La ventaja de Nietzsche es que, en sí misma, su escritura puede ser mejor irla degustando poco a poco…

  49. Profesor Fernando, me da gusta poder utilizar este medio para compartir con usted una inquietud. Una inquietud o una pregunta que le realice a mi profesor de literatura en la universidad que estudio ( Universidad de Córdoba ).
    Pero sucede que la respuesta que me dio fué algo ambigua. No la sentí muy clara. De modo que yo quisiera que me ayudara, o por lo menos me dijera su opinión a tal pregunta. La pregunta es la siguiente: Dada la situación actual, en la cual son pocos y escasos los jóvenes que en la escuela les gusta la lectura de textos literarios, o mas bien leer literatura por gusto ¿Qué estrategias pedagógicas nos recomienda a los futuros docentes de literatura para que a los jóvenes se apasionen por la literatura? y ¿Cómo se debería de enseñar la literatura en la escuela dado el contexto actual?

  50. Norha Elena Herrera Torres dijo:

    Profesor Fernando; quiero compartirle, que gracias al planteamiento mencionado en su libro “Oficio de Maestro” (pag 110) , que tuve la oportunidad de leer (aunque solo unas partes), se ha vuelto a despertar en mí, el anhelo de crear “una extensión de la memoria y la imaginación”, aunque veo en cada una de sus interesantes clases, que no es fácil, pero a la vez veo que no es imposible. Espero como meta personal lograrlo algún día.

    • Norha Elena, gracias por tu comentario. Cuenta con mi apoyo para alcanzar esa meta personal. Escribir un libro es una labor de artesanía, de ir construyendo poco a poco lo que más tarde parece un todo completo y terminado. Entonces, lo mejor, es ir redactando tus propias experiencias, consignando tus ideas, abriendo un tiempo en tu vida para que la escritura se te vuelva un hábito. Es decir, una necesidad.

  51. Juliana dijo:

    Mi mentor y maestro, por fin lo encuentro, que viva la tecnologia como herramienta para recuperar lo perdido, gracias a sus excelentes consejos y sabia exigencia he seguido mi camino, y ahora que felicidad, requerir de sus buenos oficios, de nuevo, donde puedo contactarlo?

  52. Carolina Sánchez López dijo:

    Buena noche para ti Fernando.
    No sé si me recuerdes, espero así sea.
    Hace unos cuantos días me dirigí a tu oficina, en la Universidad de la Salle, para formularte unas pregutnas acerca de la maestría en educación; el proceso que debía seguir para realizar la inscripción, el plan de estudios, y de paso, pedirte el favor de firmar el libro que tengo en mi poder titulado “La enseña literaria”

    Sé que éste no es precisamente el espacio más adecuado para escribirte referente a este tema, y pido mil excusas por ello, pero no encontré otro medio para poder hacerlo.

    Primero quiero agradecerte el interés y el apoyo que me ofreciste para ingresar a cursar la maestría en educación. Seguí tus recomendaciones y decidí buscar al señor sneider en admisiones y registro pero me fue imposible. Sus asistentes me remitieron con gente de la oficina, con una querida señora llamada Doris y con miles de asistentes que no supieron darme razón del proceso a seguir. Según ellas, un estudiante de Licenciatura no puede cursar seminarios en maestría por no ser titulado, y hasta donde ellas tenían entendido, sólo podía hacerse un proceso post-gradual. Les comenté acerca de la conversación que tuvimos y del ingreso a la maestría como estudiante no regular; aún así no cedieron en su apreciación y tampoco me dieron la oportunidad de hablar con el señor sneider. He intentado comunicarme con él pero siempre me formulan la misma pregunta: ¿Quién habla? ¿Para qué lo necesita? y de allí en adelante, en este proceso circular, obtengo siempre la misma respuesta.

    Espero seguir intentado hasta poder comunciarme con él y poder iniciar la maestría sin ningún inconveniente. Supongo deberé hacerlo durante el transcurso de este sementre, mientras averiguo también las posibilidades que la universidad me ofrece para hacerlo realidad, y así mismo, poder ahorrar para iniciar en el segundo ciclo del 2013.

    Es por ello que este mensaje es en gratitud por tu tiempo, por tu apoyo y motivación para poder llevar a cabo las cosas que tanto quiero. No sabes cúan emocionada estoy por haber tenido la oportunidad de conocerte y estoy segura, que es apenas uno de los tantos encuentros inesperados que tendremos,ahora o en un futuro, para tratar temas académicos.

    Si es posible notifícame la recepción de este mensaje a mi correo personal sanzlo.ca@hotmail.com

    Pasa una excelente semana.

    • Carolina, gracias por tu mensaje. No te preocupes por no tener éxito en este primer intento. Recién empecemos semestre acércate a mi oficiana para buscar otra alternativa. Celebro tu deseo y tu entusiasmo para seguir con tu posgrado.

  53. Judith Alvarez dijo:

    Profesor, simplemente quiero agradecer que nos acompañara en la tarde de ayer fue genial compartir esas dos horas con usted estoy muy agradecida y me gustaría que supiera lo mucho que lo admiro pocos hombre encaminan su vida a lo que realmente les dicta su corazón y eso fue lo que noté en cada una de sus palabras. GRACIAS

    • Judith, gracias por tu comentario. Sí, creo que lo importante es no perder el oído para escuchar lo que nos dicta nuestro corazón. A veces creo que está sociedad que nos tocó en suerte, hace todo lo posible para que seamos sordos a nuestras búsquedas más íntimas. O aún peor, que lleguemos a pensar que eso es una asunto banal o de épocas pasadas…

  54. adriana forero dijo:

    estoy muy agradecidad por encaminar nuvas formas de encontrar la lectura y escritura que hacen enriquecer a nuestros alumno y anosotros como maestros !!Gracias !!

  55. Juan Camilo Gómez Torres dijo:

    Maestro Vásquez
    Buenas noches, soy estudiante de la Universidad de la Salle en la licenciatura de lengua castellana, inglés y francés; hace unos días tuve el gusto de conocerlo en una de las clases de la profesora Deisy, fui el “narrador” de uno de los cuentos del libro “Venir con cuentos”, pues la profe me animo a publicar en su blog un pequeño relato el cual estuve trabajando durante las clases, de antemano discúlpeme si no tenía que haberlo hecho en esta parte del blog ,pero no encontré otro link para hacerlo.

    TRES MINUTOS CON LA MUSA

    Autor: Juan Camilo Gómez Torres
    Fecha: 28 de Noviembre de 2012

    Corazón, sí, él es mi corazón y él estaba realmente enamorado de ella. Al contrario, ella, solo estaba enamorada de mi belleza. Era una persona enamorada de goce, no quería a mi corazón, ese día lo entendí, desde entonces yo vivo en tranquilidad junto con mi corazón. ¿Y ella?, ese fue el último día que la vi.

    Él trabaja al sur de la ciudad, no peco de ignorancia sobre él, lo conozco desde cuando mi madre lo puso junto a mí, pero él es igual al de todos los hombres, solo dice llevar una vida deleitable, él asume la vida atiborrada de contrastes. Eso, es normal porque no conozco la primera vida sencilla, tal vez la vida de los mecánicos, la vida de él porque él es un mecánico. No, no creo eso, porque es sencilla pero monótona y eso me provoca enojo.
    No codicio resumir los quehaceres de él en solo palabras, porque no creo tener muchas de ellas en estos momentos, sin embargo sé el hechizo de ellas; si no quiero decirles qué hace él, sí quiero relatar porqué es tan tranquilo. Sí, él después de todo, está tranquilo; yo me dejé llevar por esa mujer, él me puede juzgar, porque yo no tenía tranquilidad, y la tranquilidad para él, es conocer los placeres que ella me ofrecería, y yo no podía callar, él si sabía entonces cuál sería el final. Él si sabía hasta donde llegaría esa mujer.
    Ella quería mis cosas, quería mi cuerpo, y yo le di el mando a ella, asumo la posición, la dicha no está en ostentar objetos, porque tendríamos muchos objetos pero no actuaríamos como él. Mi dicha es darle vida a mis sensaciones y él funciona de acuerdo a sus avideces humildes, y en eso, no muestra interés una mujer, eso lo aprueba como mi colaborador, un colaborador traicionado, vale la pena aclarar, yo conozco las dificultades de él para conversar con ella, contrariamente a la facilidad que lograba simplemente con mis gestos para acercarme a ella, por eso yo no tengo la culpa en este juicio.

    No era muy tarde, yo estaba en el taller, queriendo hablar con él, no hacía esto hace muchos años pero ese afanoso taller se iluminaba de desánimos. Caminaba cándido, meditabundo como si me hubiera olvidado de mis principios, mis pies inquietos como de esas personas al asaltar ranchos, mi cabeza no estaba en alto, yo no lo escuchaba a él. Me acordé, su cara es tan sucia en este trabajo, y yo tenía afán y no lo reconocería fácilmente, pero mi teléfono me pateó y su voz cruzó distancias impenetrables, estaba en mis sentidos, eso me ofrecía tal saciedad. ¡En el nombre de Dios!, yo no podía entender mi concepción de la realidad de aquel lugar, si bien entiendo, me dejaría horadar por su presencia, imaginaría sus labios sin codiciar sus besos, sentiría su aliento sin volverme un hombre absurdo, si hubiera pensado como lo harían los demás hombres.

    Testificaría a favor de la seducción sin remedio, de todos los hombres por esa mujer , si ella es quien encuentra las palabras perdidas , ella es sensaciones ,ella es misterios ,ella es fórmulas artificiales y teóricas ,ella es mis lecturas irresueltas ,ella es la pasión de Romeo ,ella es la guía de Julieta , ella es la orden de guerra que no atendieron unos cuantos y se perdió la batalla. Ella es los gritos de un hombre pereciendo. ¡Ella!, Ella fue quien me llamó, pero ¿porqué no llamó a mi amigo?.

    Maldita mujer, me ofreciste ir a tu morada, en un principio fui hasta allí sin saber los pensamientos de mi amigo acerca de mi, además yo no hable con él, y fue mejor, ninguno de los dos hubiéramos sabido quién era realmente ella.

    Sí, doy mi testimonio, yo conocí su cuerpo, desnudo, débil, imbécilmente blancuzco, blanco como mi mente en ese momento ,realmente tan bello, como los sentimientos de mi amigo por ella, pero mi asalto a su cuerpo envuelto por nubes de humedad proveniente de nuestros cuerpos solo duró tres minutos, porque no quise traicionarte.
    Monotonía, eso quería ella. La monotonía de mi cuerpo, no la creatividad de mi corazón por enamorarla. Muchos de mis amigos y muchos otros hombres la han visto en la calle, triste ofreciendo ese castillo explicado por mi, con follajes distintos, marchitos por el paso de muchos hombres, y por unas cuantos monedas .Yo no tenía esas monedas, eso es cierto, pero yo apreciaba el corazón de ella, yo podía darle más de tres minutos muchos más que la vida de cualquier otro hombre.

    • Juan Camilo, gracias por compartirme tu escrito. No tienes que pedir disculpas; por el contrario, me siento orgulloso de que te hayas animado a remitírmelo. Si tu deseo de escribir es acuciante, si hay una necesidad de expresar todo aquello que hierve dentro de ti, pues, poco a poco, irás descubriendo tus temas, un estilo y una particular relación con la literatura.

  56. Gloria Casas dijo:

    Profesor Fernando me parece muy interesante el modo en el cual usted expresa enseñanza en sus libros, agradezco mucho el poder conocer su pensamiento sobre la enseñanza, porque me doy cuenta de que usted sabe como entrar en la mente de cada uno de los estudiantes sin dejar que se interesen en la lectura

    • Gloria Casas dijo:

      Solamente por leer, es muy importante cada una de las palabras que nos trata de explicar, espero algùn dìa poder enseñar de esta misma manera a mis estudiantes.

    • Gloria, gracias por tu comentario. Cada día estoy más convencido de ésto: lo más difícil de escribir es no olvidar que tenemos al frente un lector. Eso nos obliga a pensar mucho las ideas que deseamos comunicar. Y, especialmente, nos lleva a corregir y a corregir…

  57. magy0606 dijo:

    Este libro me pareció fastastico me gusto mucho como nos explica algunos temas de forma diferente poco común, por ejemplo:
    El ensayo, La Lectura Simbolica, la escritura y otros temas más.
    De este libro el capitulo que más me gusto y llamo mi atención fue “Lo bello de la Bestia” una muy buena explicación sobre el analisis de las transformaciones en el cuento.

    • Hola, gracias por tu comentario. Creo que un buen maestro de literatura es el que cuenta con diversas vías de lectura para ofrecerlas a sus estudiantes. Son esos variados caminos los que más se ajustan a la mirada plural de la literatura.

  58. Marcela Páez dijo:

    Es importante resaltar lo importante que ha sido “la enseña literaria” para mi formación académica, gracias a ésta obra he podido conocer herramientas claves que me han ayudado a abordar la literatura desde la enseñanza. Sus planteamientos didácticos acerca de como trabajar la lectura simbólica, de como abordar la poesía, la descripción y sobre todo de como leer y escribir de manera estructurada han sido elementos indispensables y muy productivos durante la realización de mi práctica docente. Pienso que esta obra nos ha animado a los futuros docentes a romper con paradigmas tradicionales de la enseñanza y a involucrar nuevas ideas y propuestas pedagógicas para beneficio de los estudiantes.

  59. Andrés Ávila Uruburok dijo:

    Buenas noches maestro Vásquez, me complace en primer lugar tener en mis manos, en mi aprendizaje y en mi proceso de formación el libro “La enseña literaria. Crítica y didáctica de la literatura” y en segundo lugar poder comentar (aunque sea brevemente, porque no he leído la obra completa) el impacto que este ha tenido en mi vida. Este libro ha aportado a mi vida personal como “escritor aficionado”, pues además de brindarme múltiples estrategias y concepciones a la hora de abordar mi propia escritura, me ha ayudado a expandir mi visión acerca de la literatura, las diferentes formas de leer y de indagar en los asuntos inherentes a esta arte de la escritura. Como futuro docente del área de la lengua castellana también puedo decir; en cierto grado, que he quedado, más que satisfecho, sorprendido. Esto porque su libro es sencillo de leer, aunque su contenido y misión para nada lo sea. Sé que el decir sencillo implicaría muchas cosas, pero es que en adición: El libro puede leerse siempre, un libro que llega y no se va, porque bien podría leerlo ahora como estudiante que soy, mañana como docente del área ya mencionada y en futuro no tan inmediato. un escritor de corazón, y siempre será útil y provechosa la lectura de esta gran obra suya, sea ya para afirmar asuntos, cuestionarlos, re-aprenderlos, negarlos, complementarlos, desvalorizarlos o simplemente para inspirarnos en momentos docentes de densidad conceptual. Le doy las gracias, y se las seguiré dando. porque como ya comenté, su obra profesor, ahora constituye lo que empiezo a ser y lo que seguiré siendo, en la medida en que lo siga leyendo y con el propósito con que lo haga, pues como el mismo libro nos enseña, las maneras de abordar un texto son demasiadas.

  60. Carolina Ramírez dijo:

    “La Enseña Literaria Crítica y Didáctica de la Literatura” es un libro que ha hecho un aporte significativo en mi formación como licenciada. Pienso que el maestro Fernando Vásquez ha realizado un aporte vital en la didáctica literaria, la cual nos permite utilizar diferentes alternativas para la instrucción de la Literatura. Es decir: a partir de los diferentes relatos que se exponen en el texto, nos hace reflexionar acerca de los métodos y estrategias que se podrían utilizar en las clases de Literatura.
    En general, creo que la obra literaria es también muy precisa y compresible al lector.

    Gracias, profesor Fernando por compartir sus aportes a la didáctica de la literatura.

  61. Alejandro Salamanca dijo:

    Este libro ha sido uno de los más significativos durante mi carrera. Me gusta mucho la manera en que se aborda la Literatura de muchos modos y desde diferentes perspectivas, la forma en que se proponen variados niveles de análisis de la Literatura y el desarrollo de innumerables didácticas. Me interesó mucho cómo se puede percibir la Literatura vista desde un punto didáctico sin caer en la monotonía de la clase catedrática. Lo más interesante del libro es que hace que el lector haga constantes reflexiones sobre su quehacer pedagógico, lo que resulta interesante al momento de ejercer la actividad docente. Pienso que este tipo de análisis y de metodologías para llevar a cabo clases más dinámicas y menos protocolarias hacen que la Educación se convierta en un factor indispensable dentro de la sociedad y que genere en los estudiantes algo más que un requerimiento para obtener un título y continuar con la formación ética, profesional y personal.

    • Alejandro, gracias por tu comentario. Subrayo algo que viste en la obra y que fue un propósito al escribirlo: el de superar la monotonía de las clases de literatura y el volver al lector un protagonista principal de la enseñanza.

  62. Jennifer dijo:

    Profesor Fernando Vásquez Rodríguez, su libro me dignificó demasiado y aun más puesto que fue durante la clase un apoyo para conocer y reconocer lo grandioso que conlleva viajar por la literatura, aun para mí particularmente me encanto cada uno de los capítulos que se llevo a cabo ya que, me servirá mucho para mi formación profesional y quizá personal.

    Además, su libro recopilo grandes intereses en mí y en la clase pues abarca también una diversidad de conocimientos culturales que engrandecen transformaciones literarias y contextuales. Así, Da y brinda un sentido de reflexión para mejorar los vacios que se pueden hallar en los estudiantes y en las clases.

  63. Danilo Tellez Peña dijo:

    Profesor Fernando Vázquez me parece muy interesante el libro “La Enseña literaria Critica y Didáctica de la Literatura” además, me gustaría resaltar un capítulo en especial, “Alicia en el País de las Didácticas”, ya que resalta los dilemas a los que tendremos que enfrentarnos en la práctica docente, por ende el capitulo nos hace cuestionar sobre: ¿cuál es la mejor opción?… Desequilibrando la balanza del dilema, en pro de una mejor didáctica. Muchas gracias profesor.

    • Danilo, gracias por tu comentario. Estamos de acuerdo: al momento de estar en el aula frente a los alumnos el maestro vive en carne propia esos dilemas. Y no siempre su elección es la más adecuada. Por eso hay que tener como norte la estrella polar de la didáctica.

  64. Alexandra Moreno dijo:

    Profesor Fernando Vásquez he estado leyendo su obra (la enseñanza literaria crítica y didáctica de la literatura) junto con mis compañeros de clase y pienso que ha sido un libro que nos ha llenado de enriquecimiento para nuestra práctica docente. Este texto no solo abarca metodologías didácticas y criticas en cuanto a la enseñanza literaria, sino que encierra todo tipo de preguntas que me han inquietado a lo largo de mi carrera. Me veo en la labor de felicitarle y agradecerle, ya que este texto ha sido una gran contribución para mis alumnos y para mí como futuro docente. Gracias

  65. Carolina Romero Bernal dijo:

    Profesor Fernando vásquez, permítame expresarle cuánto me ha gustado su obra La enseña Literaria, Crítica y Didáctica de la Literatura, la cual conocí a través de la Profesora Patricia Moreno. De verdad que los aportes que usted nos presenta en ella son realmente significativos para cualquier docente en formación, como es mi caso, y para los docentes que ya formados, no se quedan con lo ´´aprendido´´ sino que buscan alternativas jóvenes, eficaces y pertinentes para hacer de la enseñanza de la literatura un campo de posibilidades enormes que dé como resultado verdaderos lectores, críticos, creativos pero sobretodo conscientes de la importancia de la literatura dentro de los procesos educativos.
    Le agradezco porque en las páginas de su obra no sólo he encontrado posibilidades para mis alumnos sino para mí como una estudiante que gusta de la literatura y del bello arte de escribir.

  66. Mónica González dijo:

    El libro la enseña literaria es de gran importancia para aquellas personas que son docentes o están en proceso de formación para llegar a selo, ya que por medio de este, se aprende que tanto la lectura como la escritura son campos estrechamente relacionados. Lo que se busca es que el lector o escritor haga de cada proceso un aprendizaje significativo y útil para la vida. Desde el punto de llegar a la realización de un buen texto con sentido abordando temas culturales, a una lectura simbólica la cual no deje de lado el más mínimo aspecto significativo.

  67. Lina Sierra dijo:

    A manera personal, el libro “La Enseña Literaria” es muy enriquecedor para mi carrera como futura docente, ya que es a partir de este que puedo aprender a enseñar diversas metodologías para que mis futuros estudiantes aprendan a leer y escribir de una manera didáctica.
    Por otra parte, quiero resaltar la importancia que tiene este texto dentro de nuestra actual sociedad en donde, por el uso excesivo de las TIC se ha dejado a un lado la cultura de aprender a leer y escribir correctamente; la idea de este libro es tratar de rescatar dicha cultura, no dejando esto como algo secundario sino como algo primordial y esencial para nuestra vida, despertando así en cada uno de sus lectores amor por la lectura y escritura.

  68. Carolina Sánchez dijo:

    Y es en estos momentos en los que agradezco haber tenido la oportunidad de extasiarme con una gran obra como “La enseña literaria”; un mundo abierto de posibilidades al cambio y a la reflexión de nuestra práctica docente en el campo de la literatura; una carta de navegación para nosotros, docentes en formación, que dentro de un corto tiempo nos aventuraremos en el ejercicio de la potenciación de las habilidades de nuestros educandos. Y qué mejor manera para hacerlo que desde las nuevas lecturas del mundo, que usted mismo se ha encargado de develarmos.

    Infinitas gracias y felicitaciones por este gran aporte que le ha brindado a la academia.

  69. Sebastian Salgado dijo:

    Profesor Fernando, hemos estado leyendo su libro “La enseña literaria. Crítica y didáctica de la literatura” en nuestra clase de didáctica de la literatura y la escritura. Este texto me ha brindando muchas herramientas didácticas para mi práctica docente en el aula. Me ha ayudado a construir un repertorio pertinente y efectivo a la hora de enseñar dentro de ella permitiendo cualificar mis habilidades a la hora de crear actividades pertinentes para la enseñanza. Es su libro un texto que debería ser guía en la formación de todos los docentes de español.

  70. Sakura dijo:

    Buenas tardes profesor, escribo por este medio para hacerle saber mi admiración por su trabajo en el libro “La enseña literaria. Crítica y didáctica de la literatura”. En este no sólo encontré herramientas útiles para la enseñanza de la literatura sino que además fue para mí la invitación más creativa a ser creativos a la hora de enseñar. Es increíble como en cada uno de sus capítulos podemos ver las dulces ventajas de enseñar literatura y adicionalmente como nosotros mismos nos podemos enamorar cada vez más de la misma. Descubrí en su texto que tanto podemos fallar y a su vez lo mucho podemos acertar en este proceso, pero además logre ver el amor por su profesión en cada página, lo que no sólo me lleno de alegría sino que también me de fuerzas para mantener el amor por mi profesión sin importar los percances que pueda encontrar.

    GRACIAS.

  71. Me parece que su obra de recopilación es una excelente fuente de información y reflexión, pienso que es una gran guía para aquellos que quieren o pretenden tener idea de la extensa y recorrida literatura que es la base de la cultura, pienso que estos artículos y libros deberían ser textos obligados para todos aquellos que pretenden enseñar y aprender, gracias por compartir sus ideas y mostrarnos la luz en el camino de la literatura.

  72. Cristian Rico dijo:

    El texto de la enseña literaria, me parece un libro escrito con en un lenguaje asequible para la mayoría de estudiantes de lenguas de la sallé; su desarrollo pretende mostrar diversos capítulos que facilitan la enseñanza literaria a través de una didáctica que vincula variedad de acciones, entre las que se resalta la sensibilización de saber observar, la posibilidad de reconstruir un relato y la habilidad interpretativa de los símbolos de una narración. Lo que resalto de esta obra es la integridad de los diversos niveles de la lengua, ya que nos enfoca a los estudiantes en una dinámica de escritura, lectura, habla y escucha, junto con la observación y la descripción.

    Cristian Rico 26082096.

    • Cristian, gracias por tu comentario. Me sumo a tu idea de si no hay una integridad de los diversos niveles de la lengua, lo que haremos los maestros es multiplicar en nuestros alumnos la fragmentación y el sinsentido de nuestro tiempo.

  73. laura garcia dijo:

    Fernando vasquez , yo me dirijo a usted con el mayor respeto, porque para mí usted es una de los escritores que le han aportado algo significativo al proceso de formacion como docente de literatura. Gracias por sus aportes en las didacticas de la enseñanza y aprendizaje para nosotros en la formacion como docentes de español.

  74. Carolina Gutiérrez dijo:

    Profesor, admiro su labor como escrito, el libor La enseña literaria contiene temas muy importantes para nosotros como estudiantes. Gracias.

  75. Yamile Muñoz dijo:

    Profesor Fernando, el libro de La enseña literaria. Crítica y didáctica de la literatura pues en este pude encontrar varios metodos para incentivar a los estudiantes en la lectura y la escritura. Sobre todo las metodologias para realizar buenas actividades con los estudiantes.
    fueron varios escritos que me llamaron la atencion, como alicia en el pais de las didacticas, talleres de lectura son realimente enriquecedores para un docente de lengua castellana.
    Mil gracias por estas publicaciones tan educativas.

  76. Marisol Barahona H dijo:

    Fernando, Es una salvación leerte. Me sorprendió en gran manera como explicavas y a la vez aprendia sobre la enseñanza de la literatura por medio de la literatura, tocando cada uno de los generos, que no solo me enseña a mi como estudiante sino que además cultiva mi formación docente, siendo la literatura una de mis grandes pasiones y mi punto focal.

    • Marisol, qué alegría saber que la literatura es una de tus grandes pasiones. Para mí ha sido y sigue siendo la mejor manera de hallar un sentido y un propósito para mi vida. La literatura es un escenario para mi felicidad y una forma de comprender o aproximarme a la compleja condición humana.

  77. Sandra Vallejo dijo:

    Hola querido, muy interesante el libro de “la enseñanza literaria, crítica y didáctica de la literatura, pues nos enseña los pasos de enseñar literatura de la mejor manera a nuestros estudiantes alli encontramos excelentes contenido y preguntas que nos surgen cuando enseñamos literatura; y la verdad me parece muy interesante y voy a tomarlo en cuenta, pues no tengo experiencia y me sirve como modelo.

  78. Patricia Moreno dijo:

    Fernando, me alegra mucho esta nueva oportunidad de hacer contacto. Como sabes, estamos leyendo con mis estudiantes de Didáctica tu libro La Enseña Literaria; que se ha constituido en verdadero banquete de posibilidades para pensar la enseñanza de la literatura, que tanto nos hace falta en la escuela.

  79. Maestro Vásquez! Tengo una profunda admiración, heredada de mi adorada hermanita, por tu trabajo y por ti. Me alegra saber que desde ahora y a través de tu blog, puedo seguirte los pasos más de cerca.

    • Recuerdo ahora un pequeño poema que escribí en homenaje a mi maestro Luis Bernardo Peña:

      El maestro

      Cuentan, dicen otros, que el maestro
      señalaba una estrella en el firmamento
      y cada alumno, ansioso, buscaba
      entre las sombras su pedazo de luz…

  80. Milena Páez dijo:

    He dado el enlace de tu página a mis colegas de trabajo. Varios de ellos te han oído en conferencias (la última fue en el SImposio Nal sobre el texto escolar) y, sin duda, podrán usar tus producciones para sus propias reflexiones, de la vida y las profesionales. Sigue en ellos la búsqueda por hallar una BUENA manera de enseñar a los “adormecidos” adolescentes. Enhorabuena este espacio!!

    • Qué bueno que los colegas puedan leer el libro de Victoria Camps que recomiendo en la sección “Lecturas” de este blog. La autora dice allí que los adolescentes necesitan que les enseñemos el valor del esfuerzo…

  81. Germán Diego Castro C. dijo:

    Bueno, ya era hora que un autor de esta producción y estas dimensiones tuviera su “blog”. Lo autobiográfico me sorprende que sea por pequeñas entregas, por “bocadillos”, pues estamos acostumbrados a textos más largos. ¿Será por lo de la didáctica? ¿La formación de lectores? Otros textos inéditos prácticamente, con esa prodigalidad de la escritura, que únicamente conocíamos quienes hemos seguido su escritura por décadas. En “Del Trocadero”, rescate de esos textos perdidos, pues hace pocas semanas, trate de conseguir el ensayo publicado, por todos los medios sin resultado alguno. Gracias por permitirnos esa bibliografía. Estoy de acuerdo con la alumna Juliema, que es un alimento para el alma.
    Germán Diego Castro C.
    Docente de literatura. U. Distrital- F.U. Monserrate.

    • Los “bocadillos” autobiográficos se parecen a los bocadillos de Vélez: delicada tarea artesanal para convertir un rejudo y verde árbol de guayaba en un pequeño rectángulo de sabor.
      De acuerdo: creo que una parte de este diario virtual estará encaminada a “rescatar textos perdidos”. Tú, como gran cronista que eres, podrás echarme una mano. ¿Te animas?

  82. Profesor Fernando, es muy enriquecedor para el alma su blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s